INGREDIENTES

1 frasco de Corazones de Alcachofa Gvtarra

1 bandeja de setas pleurotus (300 g)

1 cucharada de cebolla rallada

1 diente de ajo muy picado

1,5 litros de caldo de verduras

½ kilo de arroz

1 cucharadita de pimentón de la Vera, dulce

1 cucharada de perejil picado

1 trozo de alga wakame o kombu

6 cucharadas de aceite de oliva virgen

CÓMO PREPARARLO

PASO 1
En una sartén, con una cucharada de aceite y a fuego medio, freímos el diente de ajo picado y la cebolla rallada. Cuando estén dorados, añadimos las setas con las láminas hacia arriba. Podemos dejarlas enteras o cortarlas con las manos. Por último, un trozo de alga picado en trozos muy finos. Cinco minutos más tarde, echamos el arroz y revolvemos. Lo cubrimos con caldo caliente y subimos el fuego al máximo. Espolvoreamos perejil y pimentón y vamos bajando el fuego, manteniéndolo así entre 10 y 13 minutos (el tiempo depende del tipo de arroz que hayamos elegido). Ahora no tenemos que revolverlo. Pero sí lo podemos probar. Si todavía está duro, seguiremos añadiendo caldo (tiene que estar caliente) por toda la superficie. Cuando se seque, apagamos el fuego y lo dejamos tapado durante 5 minutos para que repose.

PASO 2
Mientras tanto, habremos sacado del frasco las 10 o 12 alcachofas y las habremos secado boca abajo en papel de cocina. Freímos 6 de ellas cubiertas de aceite a fuego muy suave durante 15 minutos. Y nuevamente las escurrimos boca abajo (esta vez, de aceite) en otro plato con papel de cocina. Las otras 4 o 5 alcachofas, las trituramos con la batidora y las reservamos.

PASO 3
Finalmente, podemos aprovechar la sartén de las alcachofas y el mismo aceite para hacer una salsa. Pochamos a fuego medio (hasta que queden blanditos) otros dos dientes de ajo. Después, añadimos las alcachofas trituradas y un poco de caldo de verduras, y revolvemos hasta que la salsa tome cuerpo.