INGREDIENTES

200 g de setas variadas frescas

250 g de pasta fresca

1 vaso de nata líquida

Orégano fresco

2 dientes de ajo

125 ml de aceite de oliva

Sal

Pimienta

CÓMO PREPARARLO

PASO 1
En 1 litro de agua hirviendo añadimos un chorro de aceite y una cucharada sopera de sal. Cocemos la pasta fresca a fuego medio los minutos que indique el fabricante. Cuando la pasta esté al dente (tierna pero firme), la escurrimos y enfriamos bajo el grifo, para cortar la cocción.
Hidratamos la pasta con aceite de oliva para que quede suelta, y reservamos.

PASO 2
En 2 cucharadas de aceite de oliva sofreímos el ajo picado. Salteamos las setas troceadas, salpimentamos y dejamos que se cocinen durante 3 o 4 minutos con la tapa puesta.

PASO 3
Incorporamos la nata y dejamos que reduzca unos 3 minutos.

PASO 4
Añadimos la pasta cocida a las setas y mezclamos a fuego medio hasta que todos los ingredientes estén integrados. Servimos y lo decoramos con el orégano fresco.