INGREDIENTES

1 frasco de Espinacas Gvtarra

150 g de queso azul

2 dientes de ajo

1 cebolla

2 cucharadas de mantequilla

20 cucharadas soperas de harina

2 vasos de leche

Aceite de oliva virgen

1 huevo batido

Pan rallado

CÓMO PREPARARLO

PASO 1
En una cazuela ponemos la mantequilla y los dientes de ajo con la cebolla picada. Lo cocinamos tapado y a fuego lento hasta que la cebolla quede transparente. Entonces, añadimos las espinacas escurridas y el queso azul en trocitos. Lo revolvemos muy bien y echamos la harina. Damos más vueltas para quitar a la harina su crudeza. Después agregamos la leche templada y seguimos revolviendo hasta que se convierta en una masa. Una vez ligados todos los ingredientes, la dejamos enfriar.

PASO 2
Cuando la pasta ya se pueda manipular, tomamos porciones del tamaño de una nuez, las redondeamos y las pasamos, primero por huevo batido, y después, por pan rallado. Finalmente, las freímos y las dejamos sobre servilletas o papel de cocina para que absorba el aceite. El aceite (siempre mejor de oliva) debe haber sido previamente calentado: entre 180 º y 200 º C.