INGREDIENTES

500 g de macarrones u otro tipo de pasta

150 g de champiñones en conserva

1 loncha de jamón serrano

12 rodajas de chorizo casero

4 cucharadas de queso curado rallado

6 cucharadas de Tomate Cocinado Gvtarra

Un chorrito de aceite de oliva virgen

Sal y pimienta

CÓMO PREPARARLO

PASO 1
Para cocer los macarrones, echarlos en una cazuela con 2 o 3 litros de agua hirviendo, una cucharada de aceite y dos cucharadas soperas colmadas de sal, manteniendo el fuego vivo, sin tapadera, y removiéndolos de vez en cuando. Si se trata de pasta fresca, mantenerlos al fuego 9 minutos; si es seca, 14 minutos. En cualquier caso, lo mejor es que sigáis las indicaciones del envase de pasta. Desde luego, podéis usar el tipo de pasta que queráis: tallarines, espaguetis, hélices, fusili… Para que quede ‘al dente’, un buen truco es escurrir la pasta un minuto antes del tiempo de cocción indicado en el paquete, porque sigue haciéndose mientras la cocinamos con la salsa.

PASO 2
Entre tanto, en otra cazuela, con dos cucharadas de aceite y a fuego medio, salteamos los champiñones cortados en mitades. Añadimos el chorizo en rodajas y el jamón cortado, y revolvemos. Cuando se hayan teñido el aceite, echamos el tomate y mezclamos bien para ligar la salsa.

PASO 3
Con la pasta ya cocida y escurrida, incorporarla a la cazuela de la salsa tal cual, sin refrescarla con agua fría. Mezclarla con cuidado con el resto de los ingredientes.

PASO 4
Servir con queso rallado por encima. Le viene bien cualquier queso curado, pero el parmesano es de los más indicados.